Entradas

Psilocibina y medicina tradicional

Imagen
Los hombres son más sensibles a las influencias que los caballos, y cada periodo (en la ciencia) está dominado por una moda, con el resultado de que la mayoría de las personas no son capaces de ver el tirano que las dirige. de Albert Einstein a Maurice Solovine (1938) “ Ante todo, vimos formas geométricas, angulares, nunca circulares, ricamente coloreadas que podrían ser tejidos o alfombras. Después tomaron una forma arquitectónica, con columnas y arquitrabes, patios de un esplendor irreal, edificios de brillantes de color de oro, ónix, ébano, todo lo más armonioso e ingeniosamente concebido y de una magnificencia que sobrepasaba la imaginación humana…. Parecían pertenecer a la arquitectura imaginaria descrita por los visionarios de la Biblia… todo era de una riqueza esplendorosa”. De esta forma describía el etno-botánico Robert Gordon Wasson las formas y colores que presenció tras la ingesta de hongos alucinantes durante un ritual mágico conducido por María Sabina en la Sierra Maz

¿salvó vidas quedarse en casa?

Imagen
se hizo porque había muchas incógnitas sobre qué medidas iban a servir y cuáles no. Fíjate que en la segunda y tercera ola no se realizó un confinamiento igual, pero es que tampoco era necesario hacerlo Fernando Simón MODELOS MATEMÁTICOS Y CONFINAMIENTO El experimento del confinamiento universal se justificó tras la consulta a una bola de cristal llamada modelo informático, una simulación de la realidad elaborada por el Imperial College , que predecía el fin de la humanidad si no se encerraba en casa.   Parece ser que una enfermedad respiratoria se convertía en un caso excepcional en la historia de la humanidad contagiándose menos en espacios cerrados que al aire libre. Y aunque el modelo no fue revisado por pares, se desconocían su metodología, sus premisas y sus predicciones eran más que cuestionables, evitar el fin de la humanidad  justificaba todo. Los propios autores del modelo han validado su propio obra restando al fin del mundo las muertes “reales” y el modelo funciona