Entradas

Mostrando entradas de julio, 2019

el reencuentro estival de "Ataúd" y "Sepulturero"

Imagen
Ahí se encontraban “Sepulturero” Jones y “Ataúd” Hadi Johnson. Era una tórrida tarde de verano en París. “Sepulturero” agitaba una mano con el inútil empeño de refrescar algo su rostro, con la otra sujetaba un libro con la portada gastada: “ Todos Muertos ” de Chester Himes. “Ataúd”, con su cabeza abrazada por unos enormes auriculares dorados con dos grandes altavoces pensaba en la buena música que se hacía antes, no la m de ahora, mientras tronaban en su cráneo los graves de un viejo tema de Bounty Killer. Sonó una áspera voz y entraron en un despacho donde, tras una mesa, esperaba un hombre blanco como la leche, el capitán de policía Brice. Transcurridos 500 cadáveres, los dos detectives negros estaban preparados para dar carpetazo al asunto que les había reunido en el pequeño despacho de su superior. Primero, “Ataúd” dejó los cascos sobre la mesa, donde empezaron a saltar a ritmo de ragga, después se sentaron en dos incómodas sillas de oficina. Todo había com

MESMER: el nacimiento de la psicoterapia contemporánea (en occidente)

Imagen
 suelen echarme en cara que no quiero seguir a mis mayores; Pero, ¿En qué habría de seguirlos? Paracelso Es conocido que a Pirro (318-272 a. C.) le bastaban sus manos manos para aliviar los dolores del cuerpo y las tristezas. Tumbada la persona dolida, un pase de manos del rey era suficiente para disolver el dolor. Transcurridos dos mil años de estos prodigios, el médico graduado en Viena, Mesmer (1734-1815), ocupaba el lugar de Pirro. Estudió medicina en la Universidad de Viena, contemporáneo de aventureros y charlatanes como Cagliostro o el Conde Saint-Germain, éste último “resucitado” en pleno siglo XX por José María Iñigo, su vida cambió el verano de 1774. Ese verano, el astrónomo Maximiliam Hell  recibe el encargo de fabricar un imán “terapéutico” con la finalidad de curar a una mujer. Maximiliam amigo de Mesmer le informa de esta extraña petición. Mesmer, le pide a su amigo astrónomo que le mantenga informado del transcurso del tratamiento. Junto a la curios

GAIAL: JUSTICIA PARA VERÓNICA

Va siendo hora de tomar conciencia de que el acoso no es un juego, no es una “gracieta”, no es una broma,  aunque sea de mal gusto.  EL ACOSO MATA Y POR LO TANTO ES UN ASESINATO. El 25 de mayo Verónica, trabajadora de IVECO, casada y madre de dos hijos, no pudo aguantar más el acoso del que estaba siendo víctima en el trabajo y puso fin a su vida. ¿Suicidio? Si consideramos el suicidio como la máxima expresión de desesperación de una persona si fue un suicidio. Si tenemos en cuenta los hechos y circunstancias que  la llevaron a tal grado de desesperación entonces estamos ante  un asesinato. ASESINATO  sin paliativos ni excusas. ASESINATO perpetrado por lo más vil y rastrero de su entorno. ¿Qué sentirán ahora los que participaron en el crimen? Si no sintieron piedad ni a la hora de difundir el video ni cuándo la señalaban convirtiéndola en  blanco de sus burlas, dudo mucho que, de pronto, en un acceso tardío de empatía  sientan vergüenza o arrepentimiento por  lo que hicie