consenso científico sobre el Alzheimer: probablemente un gran fraude

 



La ciencia es más que un simple conjunto de conocimientos; 
es una manera de pensar
Carl Sagan


Seguimos con la “ciencia”. Encabeza Science un artículo con fecha de 21 de julio de este año con el siguiente texto: “Un detective de imágenes de neurociencia encuentra signos de fabricación en decenas de artículos sobre el Alzheimer, lo que amenaza la teoría reinante de la enfermedad.”

Parece que todo comienza con la investigación de Matthew Schrag, neurocientífico y médico de la Universidad de Vanderbilt, que puso en duda tanto la eficacia de un fármaco recientemente aprobado por la FDA para tratar el  Alzheimer como la seguridad del mismo. Fármaco al cual los Institutos Nacionales de Salud (NHI) de Estados Unidos han destinado millones de dólares a su desarrollo.

Matthew Schrag estudió las imágenes que publicó la empresa farmacéutica (financiada con fondos públicos) para la aprobación del fármaco encontrando que muchas de estas imágenes estaban modificadas. 

Tirando del hilo de esta investigación Matthew Schrag llegó a un estudio clave publicado en Nature (2006) que proponía que el Alzheimer está causado por la acumulación de placas amiloides en el cerebro. Este estudio de Lesné y colaboradores parecía probar de forma definitiva que esta acumulación de placas beta amiloides era la causa del Alzheimer. 

La investigación de Matthew Schrag también pone en duda las conclusiones del trabajo de Lesné y colaboradores (2006) que es el pilar fundamental sobre el que sustenta la teoría beta-amiloide del Alzheimer.

Los hallazgos de Matthew Schrag además han empujado a Science a verificar la autenticidad de las imágenes que han ido apareciendo durante los últimos 15 años y que dan soporte a esta hipótesis sobre el Alzheimer.

La investigación que ha durado seis meses pone en duda cientos de imágenes, incluidas más de 70 de los artículos de Lesné. Según el testimonio que recoge Science de Donna Wilcock, experta en Alzheimer de la Universidad de Kentucky, algunas imágenes parecen ejemplos "sorprendentemente flagrantes" de manipulación de imágenes. 

Para Elisabeth Bik, bióloga molecular y reconocida consultora forense de imágenes (según Science), los autores "parecían haber compuesto figuras juntando partes de fotos de diferentes experimentos". "Los resultados experimentales obtenidos podrían no haber sido los resultados deseados, y esos datos podrían haberse cambiado para... ajustarse mejor a una hipótesis".

Science también recoge la valoración de Thomas Südhof, premio Nobel y experto en Alzheimer sobre este tema: "El daño inmediato y obvio es el despilfarro de fondos de los NIH y el despilfarro de ideas en el campo porque las personas utilizan estos resultados como punto de partida para sus propios experimentos".

Por ahora lo que sabemos es que el “consenso científico” sobre las causas de la enfermedad de Alzheimer puede basarse en un fraude. Que durante años se ha cortado la financiación de otras vías de investigación. Que durante años se ha estado medicando a personas enfermas con fármacos que probablemente provocaron más daño que beneficio en los pacientes.


Las agencias reguladoras

En 2021 Matthew Schrag llevó una petición a la FDA acompañada de su investigación solicitando que se detuvieran los ensayos clínicos de fase 3 de un fármaco contra el Alzheimer. La FDA se negó a pausar los ensayos y calificó la petición como una forma incorrecta de intervenir. En junio de 2021 se aprobaba “el primer fármaco para tratar la enfermedad de Alzheimer”. 

En agosto el Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos [Office of Inspector General (OIG)] de EE. UU, anunciaba que investigaría la aprobación acelerada del medicamento dando como fecha el año 2023 para comunicar el resultado  de esta investigación:

“La aprobación de Aduhelm por parte de la FDA suscitó preocupaciones debido a supuestas disputas científicas dentro de la FDA, el voto en contra de la aprobación del comité asesor, acusaciones de una relación inapropiadamente cercana entre la FDA y la industria, y el uso de la vía de aprobación acelerada por parte de la FDA. En respuesta a estas preocupaciones, evaluaremos cómo la FDA implementa la vía de aprobación acelerada. Esto incluirá la revisión de las interacciones entre la FDA y las partes externas, así como otros aspectos del proceso, como decidir sobre esta vía y las disputas científicas. Revisaremos las políticas y los procedimientos pertinentes de la FDA, determinaremos el cumplimiento de los mismos y haremos las conclusiones y recomendaciones adecuadas en función de una muestra de medicamentos aprobados mediante la vía de aprobación acelerada.”

Llegando al día de hoy, momento en el que no solamente está cuestionado el medicamento aprobado por la FDA de forma urgente (2021); sino también la teoría dominante sobre el Alzheimer (el consenso científico).


Confiar en la ciencia

Llueven ya desde hace demasiado tiempo mensajes de obediencia ciega frente a la ciencia. Mensajes que confunden la ciencia con los científicos. Mensajes que distorsionan lo que es la ciencia convirtiéndola en su contrario: en un creencia.

La ciencia no son los científicos. Uno de los pilares de la ciencia es la desconfianza en los científicos. De ahí, que en el momento de investigar un fenómeno, cualquier diseño experimental debe incluir los medios para bloquear los prejuicios o sesgos del investigador. Además hay otras herramientas que nacen de la falta de confianza en la persona que investiga como son la revisión por pares o la réplica de un experimento. El método científico nace de una realidad: los científicos no son gente de fiar.

Esta investigación publicada en Science pone en evidencia como científicos eminentes, que publican en revistas top, han corrompido la ciencia en el campo de la salud hasta el tuétano. Como la revisión por pares se ha convertido en revisión por amiguetes y como la ciencia en algunos campos, gracias a la comunidad científica, ha perdido su capacidad de auto-corregirse. Que haya transcurrido más de una década para descubrir "ejemplos flagrantes de manipulación" es una prueba de todo ésto.

Confío en la ciencia. Lo que no creo es en los científicos; es más, si el científico aparece en un gran medio de comunicación tiendo a pensar que es un pillo. Que yo también tengo prejuicios; aunque basados en la evidencia.


Comentarios

Entradas populares de este blog

un viaje a SUECIA

GRACIAS GOOGLE POR CUIDARNOS

GALILEO HA MUERTO