la ciencia del sXXI (2)


Artículo 3

1. En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño.

Convención por los derechos del niño


Dos años de maltrato continuado

 En los inicios de esta “pandemia”, en el mes de junio de 2020, una revisión bibliográfica (R. Paricio del Castillo, M. F. Pando Velasco. 2020) advertía sobre los efectos negativos del confinamiento, el distanciamiento social y el cierre de los centros escolares en la salud metal de la población infantil y en  la juventud:

"El confinamiento tiene repercusiones negativas sobre su salud mental y física [de la población infanto-juvenil]. El desarrollo de los menores se puede ver afectado por el cierre de las escuelas, la limitación de las relaciones con iguales, la imposibilidad de realizar actividad física en el exterior y la pérdida de hábitos saludables de vida. La pandemia de COVID-19 se asocia con un incremento de factores de riesgo psicosociales, como son el aislamiento y la violencia intrafamiliar, la pobreza, el hacinamiento y el abuso de nuevas tecnologías."


Hasta el día de hoy los derechos de la infancia se siguen pisoteando. Transcurridos más de dos años del inicio de las medidas covid, los resultados de esta situación de acoso continuado sobre la infancia y la juventud son visibles sin recurrir a estudios de especialistas y en muchos casos, probablemente, irreparables.


Una información nueva

Una información reciente sobre una extraña hepatitis infantil, de hace sólo unas horas, me ha impulsado a retomar la “ciencia del sXXI”. Si hay un tema que me duele, y de forma profunda, es el maltrato infantil promocionado por nuestras autoridades sanitarias y políticas. Malos tratos respaldados por la “ciencia”; por la lamentable ciencia del sXXI.

Por otra parte, esta información, junto con otras aparecidas anteriormente, también son una oportunidad de valorar las consecuencias de aplicar a la realidad un tinglado teórico (la ciencia del sXXI), que se hace llamar a sí mismo ciencia sin una pizca de rubor.

En el Reino Unido, ante una representación del Parlamento, la Dra.Zenobia Storah, psicóloga clínica sénior  especializada en niños /as, hace unos meses advertía de la inutilidad y las consecuencias nefastas del uso indiscriminado de las pruebas covid , y otras medidas, entre la juventud y la infancia:

“He estado trabajando con jóvenes durante los últimos dos años y he visto un fuerte aumento en las condiciones de salud mental como resultado de medidas como las pruebas. Estas medidas obsesivas de control de infecciones están causando niveles preocupantes de comportamiento altamente ansioso. Mantienen y amplifican los mensajes de miedo, exacerbados aún más cuando los niños están rodeados de adultos, sus padres o maestros, que también los prueban constantemente. Es absolutamente extraordinario que una sociedad trate a sus jóvenes de una manera tan abusiva, que tire por la borda décadas de entendimiento sobre el desarrollo normal del niño sin haber considerado los factores de riesgo. Uno de cada seis jóvenes ahora cumple con los criterios de diagnóstico para al menos un trastorno de salud mental, pero aún hay tiempo para disminuir e incluso revertir el impacto psicológico a largo plazo que esto está teniendo en nuestros niños. Se debe priorizar a los niños y adolescentes. Las pruebas masivas, como las cubiertas faciales, deben enviarse a la papelera de políticas, de una vez por todas. Lo que se requiere de inmediato es un regreso a la normalidad para todos los niños y todos los entornos escolares y extraescolares.” Los datos al margen de los servicios de urgencias muestran un aumento del 47% en los trastornos de salud mental en los/as niños/as, y de hasta un 59% en los comportamientos suicidas, en comparación con las cifras de 2019 (fuente Infocop). 

Hoy tenemos más pruebas en contra del disparate que han sido y son las medidas covid tomadas con el respaldo de una "ciencia". 


Una extraña y grave hepatitis infantil

El día 15 de abril la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba sobre la aparición varios casos de una hepatitis infantil de origen desconocido. Hoy los casos ascienden a casi doscientos de los cuales 17 han necesitado de un trasplante de hígado y uno ha fallecido. De las diversas hipótesis que existen sobre el origen de esta hepatitis que ataca a niños y niñas menores de 5 años una está tomando fuerza en Gran Bretaña. La causa de esta hepatitis infantil serían las medidas de distanciamiento social que han provocado que la infancia no tenga un sistema inmune entrenado y eficaz contra virus corrientes que, en principio, no deberían provocar ninguna enfermedad. 

Por ahora sólo es una teoría, y para más tarde es seguro que nadie se acordará de ella. Al final tendremos la causa en un virus, aunque este virus haya convivido con generaciones de niños/as sin provocar ninguna hepatitis.




Aquí vamos con la ciencia del sXX:

Hace unos meses publicaba el New York Times una columna de opinión del Dr. Farber. Este profesor de inmunología de la Universidad de Columbia teorizaba sobre las consecuencias negativas que podrían traer las medidas de distanciamiento social y el uso de mascarillas sobre el sistema inmune de los/as niños/as pequeños/as. El articulo que decía:

“Durante la pandemia de Covid-19, el mundo está realizando, sin darse cuenta, lo que equivale al experimento inmunológico más grande de la historia en nuestros propios niños. Hemos estado manteniendo a los niños adentro, desinfectando implacablemente sus espacios vitales y sus manos y aislándolos en gran medida. Al hacerlo, hemos evitado que un gran número de ellos se infecten o transmitan el virus. Pero en el curso del distanciamiento social para mitigar la propagación, también podemos estar inhibiendo sin querer el desarrollo adecuado del sistema inmunológico de los niños.”

No entrenar adecuadamente nuestro sistema inmunológico puede tener graves consecuencias. Cuando los ratones de laboratorio criados en condiciones casi estériles se alojaron juntos en la misma jaula con ratones domésticos criados en condiciones estándar, algunos de los ratones de laboratorio sucumbieron a los patógenos que los ratones domésticos pudieron combatir. Estudios adicionales del microbioma, la bacteria que normalmente habita en nuestros intestinos y otros sitios, han demostrado que los ratones criados en condiciones libres de gérmenes o en presencia de antibióticos tenían respuestas inmunitarias reducidas y alteradas a muchos tipos de patógenos. Estos estudios sugieren que para establecer un sistema inmunológico saludable, cuanto más diversos y frecuentes sean los encuentros con antígenos, mejor.”

“Los ensayos clínicos ya han demostrado el efecto de la exposición o evitación del antígeno en la primera infancia en las respuestas inmunitarias posteriores. La introducción de maní a los bebés resultó en una reducción de la incidencia de alergia al maní, mientras que la evitación tuvo el efecto opuesto de promover respuestas inmunitarias alérgicas severas no deseadas al maní. Estos hallazgos sugieren además que la exposición durante los años formativos es fundamental para desarrollar un sistema inmunitario que responda adecuadamente a los patógenos mientras tolera antígenos inofensivos.” 


Lo que el Dr. Farber, basándose en la ciencia del sXX, nos quería decir es que las mascarillas y el distanciamiento social pueden estar socavando el sistema inmune de la infancia. La ciencia de toda la vida, la del sXX. El artículo del Dr. farber se publicó el 25 de noviembre de 2020.

El 14 de abril de 2022 en Eurosurveillance se publica un estudio: Investigation into cases of hepatitis of unknown aetiology amongyoung children, Scotland, 1 January 2022 to 12 April 2022, que encontraba como causa probable de esta hepatitis infantil las políticas de distanciamiento social:

"En el momento de la publicación, las principales hipótesis se centran en el adenovirus, ya sea una nueva variante con un síndrome clínico distinto o una variante que circula de forma rutinaria y que está afectando más gravemente a los niños más pequeños inmunológicamente ingenuos. Este último escenario puede ser el resultado de la restricción de las reuniones sociales durante la pandemia de COVID-19. La infección por adenovirus como causa de hepatitis grave es rara en niños inmunocompetentes."


Consecuencias de los confinamientos, pruebas indiscriminadas, mascarillas y distanciamiento social sobre la infancia y la juventud

No pretendo afirmar que las actuales hepatitis infantiles sean un efecto directo de las políticas pseudo-científicas de nuestros gobernantes. Simplemente quiero subrayar que las medidas covid se han tomado sin tomar en cuenta sus más que probables consecuencia brutales sobre la infancia. Sin tener presente el conocimiento previo en campos como la biología, la medicina, la psicología, le economía, etc. Se han tomado como si no existiera conocimiento previo, como si la humanidad empezara de cero. La construcción de grandes templos a la ignorancia y a la incompetencia, con ladrillos de "un estudio dice..." o "los expertos dicen...", es una de las peculiaridades de esta "ciencia" del sXXI. 


Un informe reciente de Office for Standards in Education, Children's Services and Skills (Ofsted) realizado en el Reino Unido sobre los efectos en la infancia del cierre de escuelas, uso de mascarillas y distanciamiento social recogía las siguientes consecuencias:


  •  Retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje de bebés y niños.

  • Algunos bebés han tenido problemas para responder a las expresiones faciales básicas, lo que puede deberse a la reducción del contacto y de la interacción con los demás durante la pandemia.

  • El uso de mascarillas tiene un impacto negativo en las habilidades de comunicación y lenguaje de los niños. Los niños de 2 años han estado rodeados de adultos con máscaras durante toda su vida y, por lo tanto, no pueden ver los movimientos de los labios o las formas de la boca con tanta regularidad

  • Los niños carecen de confianza y son tímidos en los entornos de cuidado infantil, especialmente cuando participaban en actividades grupales.

  • Los bebés están particularmente ansiosos y no están acostumbrados a ver caras diferentes.

  • Las habilidades sociales y de construcción de amistades de los niños se han visto afectadas

  • Hay retrasos en el aprendizaje de los bebés para gatear y caminar.


El 1 de abril se publicaba un estudio de los CDC en Estados Unidos sobre la repercusión de las medidas covid en estudiantes de secundaria. “Para muchos jóvenes durante la pandemia, la salud mental se vio afectada por el cierre de escuelas, el aislamiento social, las dificultades económicas familiares, el miedo a la pérdida o enfermedad de la familia y el acceso reducido a la atención médica debido a una cobertura de seguro inadecuada o al cierre de consultorios médicos y horarios reducidos”; “Más de uno de cada tres estudiantes de secundaria (37,1 %) experimentó problemas de salud mental durante la pandemia de COVID-19. Además, el 44,2% de los estudiantes experimentó sentimientos persistentes de tristeza o desesperanza, casi el 20% consideró seriamente el suicidio y el 9,0% intentó suicidarse durante los 12 meses anteriores a la encuesta.”

Otro estudio de La Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP) muestra que, desde marzo de 2019 a marzo de 2021, los diagnósticos relacionados con trastornos mentales en las Urgencias Pediátricas españolas aumentaron un 10%. Siendo los diagnósticos con mayor aumento la “Intoxicación no accidental por fármacos” (122%), el “suicidio/intento de suicidio/ideación autolítica” (56%), los  “trastorno de conducta alimentaria” (40%), “depresión” (19%) y “crisis de agresividad” (10%). Todo un panorama. 

Contando todos los casos, incluyendo los recogidos fuera de los servicios de urgencias, éstos muestran  en España un   aumento del 47% en los trastornos de salud mental entre los/as niños/as, y de hasta un 59% en los comportamientos suicidas en comparación con 2019 (fuente Infocop). 

Para los bebés nacidos durante esta pandemia, un estudio publicado en JAMA Pediatrics sugiere que el estrés provocado por las medidas covid puede estar asociado con deficiencias en el desarrollo neurológico a los 6 meses de edad, un daño que puede durar toda la vida. 

“Los factores estresantes informados han incluido la pérdida del trabajo, la inseguridad alimentaria y la pérdida de la vivienda, y la pandemia ha resultado en un aumento significativo de los síntomas de ansiedad y depresión. De acuerdo con nuestro hallazgo de que los bebés nacidos de mujeres que estaban en el primer trimestre del embarazo durante el pico de la pandemia tenían las puntuaciones más bajas en los subdominios de motricidad gruesa, motricidad fina y personal-social, los datos de numerosos estudios de cohortes han demostrado que el estrés prenatal percibido, la soledad y el estrés objetivo, especialmente durante la gestación temprana, se asocian con un mayor riesgo de desarrollo neurológico adverso en los niños.”

Otro estudio publicado en Pubmed  apunta en el mismo sentido. Las políticas de distanciamiento social han tenido consecuencias dramáticas en niños y niñas. Los cambios ambientales provocados por las medidas covid han afectado negativamente en el desarrollo de los bebés:

"Encontramos que los niños nacidos durante la pandemia tienen un rendimiento verbal, motor y cognitivo general significativamente reducido en comparación con los niños nacidos antes de la pandemia."

.

La ciencia del sXXI

Sobre la ciencia del sXXI, poco tengo que decir, sus resultados y sus mentiras la delatan. Las medidas de acoso a la infancia "basadas en la ciencia" se han tomado sobre un relato sustentado en mentiras y medias verdades. Algunas de ellas difundidas por una fuente tan seria, para Newtral, como la CNN.

Pequeño listado de mentiras, medias verdades e información sesgada y enlaces a medios que difunden estas cosas:

- Los niños son supercontagiadores

https://www.niusdiario.es/salud-y-bienestar/supercontagiadores-coronavirus-covid-19-ninos-jovenes-estudio-science_18_3019545311.html?utm_source=pocket_mylist

https://cnnespanol.cnn.com/2020/07/20/los-ninos-mayores-pueden-transmitir-el-covid-19-tanto-como-los-adultos-dice-un-nuevo-estudio/

- los jóvenes y niños/as son blanco del coronavirus.

https://www.abc.es/sociedad/abci-adolescente-16-anos-muere-coronavirus-francia-202003271351_noticia.html

https://cnnespanol.cnn.com/2021/08/11/si-los-ninos-pueden-enfermarse-de-covid-19-delta-medicos-explican-trax/


Sobre la tasa de mortalidad por infección de SARS-CoV-2 en menores de 15 años lo que dice el censo de Inglaterra y País de Gales en año de “pandemia”, es lo siguiente:


  • En 2020, se produjeron 2226 muertes de bebés (menores de un año) y 789 muertes de niños (de 1 a 15 años) en Inglaterra y Gales; estas son las cifras más bajas de muertes de bebés y niños desde que comenzaron los registros en 1980.

  • En 2020, la tasa de mortalidad infantil fue de 3,6 muertes por cada 1000 nacidos vivos en Inglaterra y Gales; Si bien esto sigue a una disminución general desde 1980, la tasa de mortalidad infantil se ha mantenido bastante estable desde 2014.

  • En 2020, la tasa de mortalidad neonatal (menores de 28 días) fue de 2,7 muertes por cada 1000 nacidos vivos en Inglaterra y Gales; esta tasa se ha mantenido estable desde 2016.

  • En 2020, las principales causas de muerte entre los niños de 28 días a 15 años continuaron siendo las malformaciones congénitas, las deformaciones y las anomalías cromosómicas.

  • En 2020, hubo 11 muertes de niños de 28 días a 15 años cuya causa subyacente fue el “nuevo coronavirus (COVID-19)”.


Lo que dice la ciencia del sXX sobre estas 11 muertes es que este dato es discutible, como toda la información oficial de la “pandemia”; a excepción de las muertes registradas por los notarios. Un estudio publicado en Nature , que diferenciaba muerte “por” coronavirus de  muerte “con” coronavirus, encontró que el 60% de la mortalidad oficial atribuida a COVID en el Reino Unido entre jóvenes y niños/as no era por COVID.

“Estimamos que la tasa de mortalidad por infección es de cinco por 100 000, lo que indica que más del 99,995 % de los niños/as y jóvenes se recuperan de la infección por SARS-CoV-2. El SARS-CoV-2 contribuyó al 0,8% de las 3.105 muertes por todas las causas. Durante el mismo período de tiempo estudiado, hubo 124 muertes por suicidio y 268 muertes por trauma, lo que enfatiza que el COVID-19 rara vez es fatal en jóvenes y niños/as.

Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que diferencia entre jóvenes y niños/as que murieron por infección por SARS-CoV-2 y jóvenes y niños/as que murieron con una prueba positiva de SARS-CoV-2 como hallazgo coincidente. Nuestro resultado es un 60 % inferior a las cifras derivadas de las pruebas positivas, lo que reduce notablemente el número estimado de jóvenes y niños/as que están potencialmente en riesgo de muerte durante esta pandemia.”


Una de las implicaciones de este estudio, teniendo en cuenta las diferentes probabilidades que tiene un/a niño/a de morir por traumatismo o por COVID, sería una como la siguiente: un casco puesto en la cabeza de un/a niño/a, incluso un sombrero cordobés, es más útil para salvar vidas que cualquier vacuna covid. Esto es lo que dice la ciencia, la del sXX.

Sobre la transmisión del virus y la infancia, simplemente los/as niños/as no son  un vector de contagio aunque durante meses la "ciencia" del sXXI dijera otra cosa.


Y aquí estoy, escribiendo sobre estudios e investigaciones que sólo dicen que 2+2 suman 4. Hemos llegado a una realidad tan disparatada, que cuando alguien dice que el suelo de la calle es una superficie sólida y firme, después llega un "verificador" que afirma que es Fake, que no hay ningún estudio que lo demuestre o que hay un estudio o "experto" que dice lo contrario. No existe ningún conocimiento previo. Sólo existe una verdad que hoy puede ser A y mañana puede ser H. Es ja verdad de la "ciencia" y del "Estado". Los demás a obedecer.

Termino con una pregunta. ¿Dejarías tu salud mental en manos de esta "ciencia" y de estos "expertos/as"? 


BIOGRAFÍA ÚTIL

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un psicólogo encuentra ayuda en la medicina tradicional china

Presentación del libro; CONTRA EL DIAGNÓSTICO: DESMONTANDO LA ENFERMEDAD MENTAL