palabras de plástico

Tu verificador te advierte del contenido de esta publicación: es pésimo.



 

"estamos del lado de la ciencia"
Risto



MANIFIESTO POR LA CIENCIA

La ciencia se ha convertido en una parte esencial de nuestra sociedad sin cuya contribución es impensable mantener y mejorar los niveles de progreso, tecnología, calidad de vida y conocimiento que nos hemos impuesto como objetivos para el siglo XXI. A pesar de ello, está emergiendo en los países desarrollados una corriente política global que minusvalora, cuando no ignora, el papel de la ciencia en nuestras vidas con el resultado de un inexorable deterioro en la salud y el medio ambiente, y un creciente menosprecio por el conocimiento que se ve sustituido por interpretaciones de la realidad alternativas a las que proporciona la ciencia. Todo ello, combinado con la inoculación y exaltación de la ignorancia genera, en no pocas ocasiones, reacciones contra la libertad de colectivos socialmente frágiles, socavando así el sentido profundo de la dignidad humana….



MANIFIESTO POR LA INFORMACIÓN

La información se ha convertido en una parte esencial de nuestra sociedad sin cuya contribución es impensable mantener y mejorar los niveles de progreso, tecnología, calidad de vida y conocimiento que nos hemos impuesto como objetivos para el siglo XXI. A pesar de ello, está emergiendo en los países desarrollados una corriente política global que minusvalora, cuando no ignora, el papel de la información en nuestras vidas con el resultado de un inexorable deterioro en la salud y el medio ambiente, y un creciente menosprecio por la información que se ve sustituido por interpretaciones de la realidad alternativas a las que proporciona la ciencia. Todo ello, combinado con la inoculación y exaltación de la ignorancia genera, en no pocas ocasiones, reacciones contra la libertad de colectivos socialmente frágiles, socavando así el sentido profundo…



MANIFIESTO POR EL PROGRESO

El progreso se ha convertido en una parte esencial de nuestra sociedad sin cuya contribución es impensable mantener y mejorar los niveles de ciencia, tecnología, calidad de vida y conocimiento que nos hemos impuesto como objetivos para el siglo XXI. A pesar de ello, está emergiendo en los países desarrollados una corriente política global que minusvalora, cuando no ignora, el papel del progreso en nuestras vidas con el resultado de un inexorable deterioro en la salud y el medio ambiente, y un creciente menosprecio por el conocimiento que se ve sustituido por interpretaciones de la realidad alternativas a las que proporciona la ciencia. Todo ello, combinado con la inoculación y exaltación de la ignorancia genera, en no pocas ocasiones, reacciones contra la libertad de colectivos socialmente frágiles, socavando así el sentido profundo de la dignidad humana….



NEO-LENGUA

Corría el año 2004 cuando el lingüista Uwe Poersken comunica al mundo que ha detectado la existencia un neo-lenguaje. Lenguaje construido sobre unos ladrillos llamados palabras DE plÁsticO. Un filtro que se interpone entre la realidad y cualquier sujeto observador.

El punto de partida de este hallazgo pudo ser la lectura de la prensa publicada en la Alemania nazi. Repasando estas publicaciones Poersken no encontró nada extraordinario, constató el poder de las palabras para deformar la realidad e imponer de forma autoritaria un modelo de sociedad:

la época nazi es un ejemplo de que la gente sigue las palabras, el lenguaje, los lemas -una interpretación idiota de la palabra que sólo existe porque existe esa red, estos puntos nodales de palabras clave que explican la historia y el presente para ellos




Pero este hallazgo tan naif provocó la siguiente pregunta: ¿podría estar ocurriendo en este momento lo mismo? ¿La corrupción del lenguaje se ha convertido de nuevo en un instrumento de dominación?

Los tres textos que encabezan esta reflexión son un ejemplo del uso de esta neo-lengua detectada por Poersken.

Frases vacías, colonizadas por palabras de plástico como: proceso, plan, desarrollo, ciencia, progreso, información, sanidad, etc. Palabras con prestigio convertidas en meros sonidos. 

Frases que en boca de la burocracia dan la impresión de decir algo aunque que no dicen nada.  Son sólo conjuntos de palabras huecas en el sentido de que no hacen referencia a nada concreto. Discursos tan generales que son válidos tanto para Colombia como para China. Intemporales, apropiados tanto para el presente como para dentro de treinta años.


El expresidente socialista alerta de que “la construcción de una comunidad política global debe ser la prioridad para afrontar futuras crisis” Sabemos que todas las crisis son ya globales, por lo que tenemos que empezar a hablar de una ciencia global”


                                                     PALABRAS DE PLÁSTICO

El lenguaje de la ciencia es preciso, cada concepto tiene un significado exacto, o eso se pretende. Cuando una comunidad científica toma un concepto, como el de átomo, es necesario que signifique lo mismo para toda esta comunidad con el fin de evitar la confusión, el ruido, permitiendo una comunicación sin ambigüedades. 

Sin embargo, las palabras de plástico son tan generales que nos remiten a la nada; están huecas. Puede encontrarse la misma palabra de plástico en textos sobre sanidad, sobre economía o sobre cualquier tema.

Cuando se usa la palabra Ciencia como palabra de plástico desconocemos si hablamos de un método, de un campo del saber (biología, física, química, sociología, antropologia, etc.), de ciencia aplicada, de ingeniería, de tecnología aplicada ¿a qué? , etc. No sabemos nada.

 La Ciencia queda así convertida en un  sonido  sin  un contenido concreto. Al mismo tiempo, su vacío nos evoca múltiples imágenes y sentimientos positivos: progreso, desarrollo, la Ilustración, esperanza, etc. Sonido que nos remite a miles de representaciones futuristas sobre la conquista del espacio, super-computadoras, la medicina, la inmortalidad, la victoria de la razón, etc.

 Todo un arrebato de ideas y representaciones positivas nos vienen a la mente. Aunque no tengamos ni idea de los caminos que debería seguir esta “verdad única”, "la Ciencia", para conquistar la felicidad universal.  O si la ciencia, ¿y qué ciencia?, es el vehículo adecuado y único para ello.






Algunas características de las palabras de plástico:


Han adquirido el prestigio de la ciencia.

Simplifican la realidad. Son "clave para todo".

Son conceptos empobrecidos de contenido.

Generan necesidades y uniformidad.

Jerarquizan el habla cotidiana y la colonizan, remitiendo a una élite de expertos.

Su uso aumenta el prestigio.

Callan a los “no-expertos”.


Uwe Poersken propuso, en su momento, una lista de palabras sospechosas de ser de plástico cuando aparecen en los discursos de los políticos o expertos:


necesidad básica, recurso, identidad, rol, standard, información, cuidado, servicio, estándar de vida, servicio, gestión, comunicación, sexualidad, solución, modelo de consumo, estrategia, modernización, decisión, estructura, sustancia, planificación, desarrollo, sistema, problemas, educación, tendencia, proceso, energía, valor, producción, cambio, factor, progreso, bienestar, función, proyecto, trabajo, futuro, materia prima, relación, crecimiento ...



MOLDEAN NUESTRA CONCIENCIA

Las palabras de plástico  cumplen la función de ocultar la realidad misma.  Bajo el sonido Ciencia el mundo desaparece quedando sólo las imágenes de un futuro brillante, sin sombras, que exige un esfuerzo al que no podemos negarnos. ¿Quién puede oponerse a la Ciencia?

La publicidad tiene muy presente el poder del sonido Ciencia, su poder de sugestión. Ante el monolito de la Ciencia se desvanecen todas nuestras defensas; nos arrodillamos con fe ante las imágenes de la nueva Jerusalén.


En Lancôme, ya hemos empezado a aprovechar el potencial de la ciencia del microbioma cutáneo con la nueva fórmula enriquecida del sérum antiedad Advanced Génifique, que contiene una mezcla de 7 fracciones de prebióticos y probióticos beneficiosos y actúa sobre el microbioma de la piel. Lógicamente, nuestra investigación continúa... y no podemos esperar a ver qué nuevos descubrimientos nos traerá.


Llevamos años empujados hacia una "utopía" llamada sociedad basada en la Ciencia. Aunque la Ciencia haya dejado de ser una actividad, una cosa concreta, para convertirse en un objeto, algo que falta. La sociedad basada en la Ciencia nos define; somos seres carentes de Ciencia. Entonces, ¿Quién puede oponerse a laCiencia”?



La palabra Ciencia utilizada de este modo es tan general, tan abstracta, está tan alejada de la realidad que impide cualquier interrogatorio. Bloquea las preguntas concretas.  Bloquea las preguntas más generales: ¿Ciencia para qué? ¿Qué ciencia? ¿Con qué medios? ¿Qué dirección de la ciencia? ¿Con qué costo? ¿En beneficio de quién?, ¿A quién perjudica esta dirección de la ciencia? Todo queda en un "lo dice la Ciencia": no hay preguntas.


La actual emergencia sanitaria provocada por la Covid-19 ha dejado entrever uno de los grandes asuntos mundiales inmersos en la sociedad internacional actual: “la Ciencia como Derecho Humano”; y su gran relevancia en el cumplimiento de las agendas globales y nacionales.


Miquel Fernández González en su obra "Matar al Chino" (2014) muestra el poder del vocabulario de la burocracia: "renovación", "regeneración", "remodelación" o "revitalización" de "espacios públicos". Los planes urbanísticos de las ciudades van llenando los barrios céntricos más populares de turistas y clases medias con ganas de "vida de barrio". El progreso va expulsando a las  antiguas vecinas y vecinos a la periferia, donde ni se les ve, ni molestan. Donde antes habitaban la pobreza y la indisciplina ahora se levantan hoteles, terrazas o garitos multiculturales. Es la modernidad (la cuestión social no se soluciona; se desplaza). pero, ¿Quién se opone a la modernidad?



LOS EXPERTOS

El sonido Ciencia, la palabra de plástico, nos separa de nuestro vivir diario. Impide cualquier análisis crítico. La tiranía se disfraza de razón. Aterrizan en la tele los que dicen que saben, los expertos. Y, ¿Quién puede oponerse a los "expertos"?




Los "expertos" poseen el monopolio de la Ciencia, dictan lo que es verdad y lo que es fake. La palabra Ciencia en boca de la burocracia encubre la mitad de la historia, los "efectos colaterales". Oculta los conocimientos que no encajan con las letanías de los nuevos sacerdotes. 


SilviaTesh (1989) ya trató de explicar, hace unas décadas, como los científicos de la sanidad reducen la salud a una dimensión, la técnica, ocultando que la salud también es un problema social, principalmente social, que requiere medidas sociales: agua potable, viviendas dignas, sanitarios, electricidad, alcantarillado, aire limpio, apoyo mutuo, acceso a buena alimentación, trabajo digno, etc. Sin embargo, la "Ciencia" reduce la salud al medicamento. Reducida la salud al medicamento la “Ciencia” nos remite a los expertos, a los que dicen que saben. 

Mira y López llegaba más lejos que Silvia Tesh afirmando que no puede haber individuos sanos en una sociedad enferma. Pero ¿Quién puede oponerse a la medicalización de la sociedad? ¿Quién puede oponerse a la ciencia? ¿Quién puede oponerse a los expertos?



Sin embargo, a la luz de la pandemia podemos valorar el  saber "científico" de los expertos que iluminan nuestro futuro; ya tenemos la suficiente evidencia  como para poder concluir que los expertos aciertan menos en sus predicciones que las personas bien informadas:

  ... interesa saber si los "expertos" autoidentificados se desempeñaron mejor que los "no expertos"... Los expertos pueden no tener una ventaja clara sobre los no expertos. Por el contrario, en esta competencia parecía que los expertos se desempeñaban un poco peor que los no expertos. 

También es probable que si las personas bien informadas estuvieran menos contaminadas por las opiniones de los "expertos", éstas, tendrían opiniones todavía más acertadas. 



Expertos españoles advierten que Madrid pronto necesitará un confinamiento general

El Ministerio de Sanidad español registra este miércoles más de 11.300 nuevas infecciones de coronavirus. De este total, más de un tercio se detectó en la Comunidad de Madrid. |24.09.2020


El COVID continúa desacelerándose en la India. La temporada de festivales, que incluye Durga Puja y Diwali, donde se reúnen grandes grupos de indios, no generó un aumento en los casos. Los modeladores epidemiológicos habían predicho una tercera ola que alcanzaría su punto máximo durante octubre y noviembre.




LAS PALABRAS DE PLÁSTICO MOLDEAN EL MUNDO

Los expertos nos piden "seguir la Ciencia", como si "la Ciencia" fuera un oráculo, no una actividad llena de incertidumbre, de dudas. Una obra colectiva que se desarrolla lentamente a través del tiempo mediante la discusión y la discrepancia; la  "bronca en la ciencia" de Ortega. 

La “Ciencia” entendida como un oráculo se incorpora a nuestras conversaciones; quién no usa la jerga de la "Ciencia" pasa por ignorante.  Los relatos de plástico acaban organizando nuestras cabezas y tras esto nuestras vidas. 

En lugar de ser una ayuda para comprender el mundo, el sonido “Ciencia” lo oculta tras una malla de palabras técnicas y, como he dicho, nos conduce a las opiniones de los "expertos": lo han dicho en la tele.

 La sociedad queda de este modo dividida entre los que saben y los que no saben. La Ciencia, de puntillas, sin hacer ruido, dicta quién manda y quién obedece.

 




Bajo la autoridad que otorga la Ciencia”, el experto construye su mundo feliz. Tras la aparente neutralidad de los discursos huecos, con la palabra "Ciencia, da comienzo la transformación de la sociedad (primero fue el verbo). ¿Quién puede oponerse a la Ciencia? ¿Quién puede cuestionar a los "expertos"?

Las "carencias" detectadas por los expertos ponen a funcionar una maquinaría compleja con múltiples piezas y engranajes.

 Una vez hipnotizada la población mediante el uso de palabras vanas comienzan las transformaciones.

 Las "carencias" requieren medios para solucionarse: presupuesto, editoriales, encuestas, burocracia, periodistas, leyes, políticos, corrupción del lenguaje, expertos, planificación, logística, titulares, fundaciones, relato, portadas, asesores, publicidad, inversores, consignas, trepas, programas, agencias, inquisición, influencers, acciones, policía, psicología,  portavoces, debates, chiringuitos, redes sociales, nuevas palabras, famosos, subvenciones, censura, algoritmos, verificadores, bots, tertulianos, propaganda, opinión pública, segregación, mitología, erre que erre, etc. 


tendremos la oportunidad de abordar algunos problemas persistentes: la baja productividad, el lento crecimiento, las grandes desigualdades, una amenazante crisis climática. No nos limitemos a reconstruir el mundo anterior a la pandemia. Podemos construir con miras al mañana, pensando en un mundo más resiliente, sostenible e inclusivo.


Voy terminando de la mejor forma que se me ocurre, con las palabreas del propio Uwe Poersken:

Nuestra vida cotidiana entera está llena de situaciones en las que puedes usar una palabra o una frase concreta, precisa y de esta manera también poética. Así que pienso que la posibilidad de escapar del poder de estas palabras está ahí en cualquier momento.

(de una entrevista de David Cayley)


Bibliografía básica


Comentarios

  1. Muy interesante!

    Gracias por la referencia de Uwe Poersken. No lo conocía pero había leído sobre ello en "La seducción de las palabras" de Alex Grijelmo. En su capítulo VI "El poder de las palabras, las palabras del poder" trata ampliamente el tema y empieza así:

    «La intención de seducir con palabras ha alcanzado en la política y la economía, en las almenas del poder, su más terrible técnica. Ya el austríaco Karl Kraus (1874-1936) combatió al nazismo desmenuzando aquella propaganda construida con palabras manipuladas para la seducción, aquel armamento verbal previo a la destrucción de los bombarderos y de las duchas asesinas. "Es en sus palabras y no en sus actos donde yo he descubierto el espectro de la época", explicó. Quienes estudiaron su obra, como Erich Heller, comprobaron luego que "Kraus descubrió los vínculos entre un falso imperfecto de subjuntivo y una mentalidad abyecta, entre una falsa sintaxis y la estructura deficiente de una sociedad, entre la gran frase hueca y el asesinato organizado". Como sostiene Giacomo Marramao, si hubiéramos acometido un análisis más atento del lenguaje de los nazis habríamos podido "detectar la llegada del fascismo en Europa y del nacionalsocialismo en Alemania. Se habrían podido advertir ambos con la progresiva corrupción y barbarización del lenguaje precisamente en la polémica política. Esto es importante porque según cómo uno habla se deduce cuál es su inclinación cultural y política".»

    Sobre esta base, y con tanta información (o ruido) para estudiar, ¿qué no podríamos detectar (o habríamos sospechado ya) sobre lo que parece pergeñar el nuevo (des)orden mundial?

    Es más, ya no es solo el lenguaje, sino el caudal de verborrea supuestamente informativa que se utiliza para aturdir el pensamiento crítico. Como dice Byung-Chul Han, esa acumulación persistente de información ya no informa sino que deforma y nos sitúa donde "uno se entera de todo sin adquirir ningún conocimiento" y sin capacidad (ni tiempo) de madurar lo recibido para generar un "saber" crítico.

    ResponderEliminar
  2. Otro apunte… Los mensajes y discursos del Rey (el oficiante y el emérito) son también un ejemplo de ese neo-lenguaje. Solía pensar que se escribían así porque la contraparte (los políticos de signo contrario, los demás países, la prensa propagandística) "se la coge con papel de fumar" o como se dice ahora "tiene la piel muy fina" y no se pueden decir ciertas cosas por si la hemeroteca. Pero es muy posible que, de paso que se intercambian mensajes entre líneas, estén contribuyendo todos juntos a la idiotización general mediante capas y capas de mensajes de plexigás.

    ResponderEliminar
  3. Hola Paco, gracias de nuevo por pasarte por aquí. Cada vez que te leo es una ocasión de tomar nuevas referencias y de repensar mi texto.
    Me he quedado con curiosidad con la cuestión del lenguaje del fascismo el "falso imperfecto de subjuntivo y una mentalidad abyecta", no se si es mucho pedirte alguna nota más sobre el tema. Claro, sin prisas.
    Sobre los discurso del rey, la verdad es que no le escucho ni en Navidad, pero no he podido resistirme en buscar algún discurso y la verdad es que no decepciona, un profesional:
    "En esta sala, como expresó el académico valenciano Vicent Noguera hace más de dos siglos, ´todo respira exactitud, proporción, elevación y grandeza´. Aunque se refería a la arquitectura, bien podría haber estado hablando de ciencia, el instrumento más poderoso de la Humanidad para el progreso de nuestras sociedades.
    Por eso, difícilmente se podría encontrar mejor escenario que esta Lonja de Mercaderes..."

    ResponderEliminar
  4. Y los chinos no se quedan atrás, parece que el lenguaje de los trileros tiene un carácter universal:
    "trabajar juntos para crear una economía mundial abierta y plural; persistir en considerar al ser humano como la prioridad y esforzarse por construir una sociedad feliz que sea inclusiva y beneficie a todos; y persistir en el desarrollo verde y la construcción de un hermoso hogar con una convivencia armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza" Xi Jingping

    Otro apunte super interesante es que tener mucha información no es estar informado. De hecho, la avalancha de información, como dices, no permite organizarla y encontrar los elementos significativos y sus relaciones.

    Tomo nota de las referencias.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La referencia al lenguaje fascista es recurrente: Álex Grijelmo se basa en Rafael Cadenas quien, a su vez, cita a C.Kohn hablando de Karl Kraus y sus artículos satíricos en el diario "La Antorcha" (Die Fackel)

    https://historico.prodavinci.com/blogs/el-cuerpo-esta-hecho-de-memoria-por-rafael-cadenas/

    En el camino aparecen libros interesantes (pero de eso abundamos por privado ;-) como:
    · "En torno al lenguaje" de Rafael Cadenas
    · "Los lenguajes totalitarios" de Jean Pierre Faye

    Y, una curiosidad, aforismo de Karl Kraus:
    "Una de las enfermedades más difundidas es el diagnóstico"

    ResponderEliminar
  6. Mejor este enlace que el anterior:

    https://www.revistaagrafos.com/rafael-cadenas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

la fe que cura

FINLANDIA, ESE LUGAR TAN LEJANO…